imagen del blog: http://entropy.es/blogs/quiendijosocialmedia/

Cuando pensamos en fidelizar al cliente, se nos viene a la cabeza una serie de acciones de marketing, perfectamente validas, como promociones especiales, beneficios solo para clientes, trato VIP a nuestros clientes mas fuertes, etc.

Sin embargo, existe un elemento que nos ayuda, y mucho por cierto, a fidelizar a nuestros clientes. Este elemento es el branding, la marca, la potencia, la fuerza, la imagen que da una marca y que hace que los clientes se sientan orgullosos de pertenecer a esa marca.

La reputación o branding como elemento diferenciador nos ayudará a que nuestros clientes quieran estar con nostros habiendo mucha mas oferta en el mercado. Pongo por ejemplo marcas deportivas muy conocidas: Nike y Adidas ambas se reparten el gran mercado en complementos deportivos. Su brandign es monstruoso en un buen sentido de la palabra, cuidan al máximo todos sus elementos de valor como el logotipo, las politicas de comunicación. La credibilidad es algo que trabajan todos los días.

Sus embajadores son los mejores atletas del momento y mientras visten su marca se comportan como campeones. Eso hace que mucha gente quiera emular a la estrella deportiva y una forma sencilla es vistiendo lo que viste, poniéndose la misma camiseta, las mismas zapatillas, los calcetines… eso es branding.

El hacer sentir que perteneciendo a una marca somos especiales, que esa imagen que aparece en los carteles, las pantallas, internet es perfectamente transmisible por el simple hecho de tener algo de esa marca.

Lo mismo sucede con marcas que no son famosas. El carnicero de mi barrio, por ejemplo es muy conocido porque ha cuidado “su marca” su nombre es referencia entre los compradores asiduos y los que no lo son, cuando preguntan en el entorno de su localidad tienen una amplia recomendacion. Tiene una política clara: su local perfectamente limpio, la temperatura perfecta (no importa esperar en inverno o verano), su charla amable y siempre preguntando por el cliente ante todo. La sonrisa pronta, consejos sobre como cocinar tal o cual corte. Si eres cliente asiduo te consiente, te regala una marca nueva de algun embutido, o con tu pedido aparece un trozo de longaniza o de chorizo que no has pedido y desde luego por el que no has pagado.

Eso es branding. Su marca esta bien diferenciada del resto, cuida su reputación en todos los sentidos y eso fideliza a los clientes. No hace falta ser una marca poderosa con un presupuesto enorme en marketing, lo que si hace falta es tener claras las cosas: tu objetivo de mercado, los límites que puedes atender sin causar molestias, y sobre todo preocuparte por tu cliente, el famoso engagement.

El branding, empieza por uno mismo y sí, por supuesto fideliza clientes (y casi siempre ¡es gratis!). Hay que esforzarse cada día, es verdad, pero vale la pena.

¿conoces a alguién de primera mano que tenga un buen branding? ¡Cuéntanos que nos viene bien saber estrategias nuevas!

¡Gracias por compartir! (un RT no estaría mal he? ;)).
[tweetmeme source=”bettyromerito” only_single=false]