Al principio de mi carrera como consultora de marketing, uno de mis principales orgullos era decir: lograr que este sitio tenga un tráfico de 10.000 visitas mensuales.
Y me quedaba tan tranquila (hey que puedo seguir haciéndolo).

tráfico de calidad. www.bettyromerito.com

tráfico de calidad. www.bettyromerito.com

[symple_highlight color=”blue”]Pues amigo mío, contrario a la verdad popular, los números sí mienten. Y  las estadísticas en papel quedan muy bonitas e incluso impresionan.[/symple_highlight]

 

Conseguir diez mil y hasta un cien mil visitas mensuales al tu sitio web no es difícil (bueno sí, pero se puede hacer), sin embargo debes de saber que la inmensa mayoría de los visitantes no van a convertir.

Se trata de conseguir visitas de calidad que están interesadas ​​en tu producto, servicio, blog, o lo que sea que tengas que ofrecer.[Tweet “Se trata de conseguir visitas de calidad que están interesadas ​​en tu producto, servicio, blog, o lo que sea que tengas que ofrecer.”]

Si bien esto no nos dará cifras de tráfico sexys, si que te dará un número de tráfico muy rentable… que es mucho más interesante.

Aterricemos esto en un ejemplo real.

Imagina que tienes un taller mecánico. ¿Con quién prefieres hablar?

¿100 personas que tienen coche nuevo… o 10 personas cuyos vehículos los dejan tirados al lado de la carretera en este momento?

Es evidente que las personas con los coches rotos son mejores prospectos para tu negocio.

Si estuvieras en ese momento frente a esas 10 personas, sería súper fácil convertirlas en tus clientes.

Y no solo eso, convertirlos en tus clientes sería mucho más fácil, rápido y económico que conseguir hacer clientes a  los 100 propietarios de coches nuevos.

La mayoría de la gente vería su mercado como esos 100 dueños de coches. Por tanto gastará su dinero y energía en ese mercado mientras tú, amigo mío, te enfocarás es esos 10 pobres propietarios y les darás la solución a su problema al momento.

Para que no inviertas mal tu dinero y tu tiempo en obtener tráfico debes tener muy claro quién es tu público objetivo, es decir lo primero es saber a quién quieres impresionar y lo segundo es como llamar su atención.

[symple_highlight color=”blue”]¿Ves la diferencia? No se trata de a quién conoces tu (los 100 dueños de coches) sino quién te conoce a ti (los 10 dueños de coches rotos).[/symple_highlight]

 

Esto es aplicable a todos los negocios de todos los tamaños y tipos. Tienes que saber donde encontrar a tus clientes y saber llamar su atención dentro de su ambiente. Ya sea que tengas un blog, una empresa de fotocopias, un taller mecánico, un restaurante, una consultoría, lo que sea, tienes que saber quién es tu cliente (lo más especializado posible) y dónde se encuentra como primer paso. El segundo paso es llamar su atención, estar atento a sus conversaciones, hábitos y necesidades y sorprenderlo.

Bueno, como ya hemos hecho nuestro lema: ¡pasa a la acción con tu tráfico!

Pregúntate: ¿quién es tu cliente  ideal?

¿Qué miedos, problemas y esperanzas tiene?

¿Dónde lo puedes encontrar?

Que obtendrás una vez que respondas estas preguntas:

1) Tus mejores fuentes de tráfico y

2) el contenido que debes generar para llamar su atención y llevarlo a tu web.

Si quieres recibir más consejos como este, apúntate a mi newsletter y tendrás mis mejores tips en tu correo cada semana.