Hola emprendedor!

Hoy quiero contarte una cosa acerca de la acción y el progreso.

Hace días estaba con un amigo que esta arrancando su negocio en internet.

Ya lo tiene offline, pero quería poner en internet para mejorar su alcance, sus ventas y sus líneas de negocio.

Me contaba mi amigo que estaba haciendo montones de cosas, que estaba trabajando como nunca y ya tenía listo un blog para su negocio (es consultor de servicios contables) que era lo más importante.

Me comentaba que necesitaba un poco de ayuda porque el no estaba muy puesto “en esto del internet” y que estaba realmente metiendo muchas horas y no veía el resultado.

Entonces le pregunté.

¿Para que quieres poner tu negocio en internet?

Su respuesta fue obvia ¡para vender más! para tener más clientes…

Mi segunda pregunta:

¿Y qué estas haciendo para tener más clientes o más ventas?

Y se hizo el silencio…

Me miró y me dijo: ¡tengo un blog y lo lleno de contenido super bueno cada semana!

Además estoy en las redes sociales al menos 30 minutos diarios ¡y en grupos y foros!

Pero no consigo más clientes…

Esta claro, acción y progreso, no son lo mismo.

Esta historia se repite innumerables veces en muchos de los emprendedores noveles.

Acción y progreso no son lo mismo

Esta claro se mueven mucho, pero sin un plan claro y concreto.

Si estas en esa situación, déjame decirte que la ayuda acaba de llegar.

Para cortar de golpe todo esto que estas haciendo trabajando muy duro, metiendo horas, pero sin lograr resultados, vas a hacer lo siguiente.

Te presento el diagrama Visión 90-30-7

 

plan marketing

 

Esto es lo que le propuse a mi amigo:

Lo primero, plantearse una meta clara y concreta.

Una sola meta, no dos ni tres, sino una, una única meta a alcanzar en los siguientes 90 días.

A continuación que escribiera todas las acciones concretas que podía hacer para llegar a esa meta concreta dentro de los siguientes 90 días.

Esa era la visión general (el progreso).

Después, esas estrategias o acciones las tenía que clasificar de más importantes (por el posible impacto en su negocio) a menos importante.

Las dos o tres más importantes las debía poner en acción durante los siguientes 30 días. Todas ellas apuntando a llegar a la meta final.

Esas acciones debía desglosarlas en tareas, tareas básicas y sin “glamour” tareas tipo: escribir un post como invitado en el blog salmón.

O escribir un reporte de como pedir las facturas para poder pagar luego menos IVA, o algo así.

Acciones detalladas al máximo grado y ponerse tiempo para hacerlas. Distribuir esas tareas a lo largo de 7 días.

Esta lista de tareas se tiene que cumplir si o sí, en ese plazo de 7 días.

” De esta forma mi amigo estará no solo tomando acción, sino moviéndose de verdad hacia el progreso.”

No es suficiente con tomar acciones, sino hay que tomar acciones que nos lleven a algún sitio, de lo contrario solo nos movemos pero sin lograr nada  eso es realmente frustrante

Le pedí que me enseñara su meta a 90 días. De esta forma además de tenerla clara él mismo, ya la ha compartido y esa es otra forma de obligarte a cumplir algo, porque ya lo has dicho públicamente.

Bueno, amigo emprendedor, espero que tu caso no sea el de mi amigo y si lo es, copia mi método 90-30-7 y ponte rumbo hacia el progreso.

Si tienes una meta ya puesta, dímela aquí abajo en los comentarios, estaré contenta de saberlo ¡y la habrás hecho publica! ahora tienes que cumplirla 🙂

Nos leemos pronto.