Imagina este escenario:

Tienes una tienda que vende joyería en un bonito local y una persona entra a ella, se acerca al escaparte y mira con interés un anillo en especial.

Tú muy amablemente y muy atento le preguntas: ¿en qué le puedo ayudar?

La persona te pide que le hables un poco más acerca del anillo que esta viendo.

Tú le dices: “Claro que sí, con mucho gusto” (mientras sacas el anillo X y se lo pones en las manos).

Le explicas las características y los beneficios de este anillo, la persona te hace preguntas y tú te das cuenta de inmediato que tiene un interés genuino en comprarlo. Pasan 15 minutos y finalmente la persona te dice:

“Señor, ha sido usted muy amable, he querido saber un poco más de ese anillo porque quiero comprarlo muy pronto, hasta luego”

Tú le dices “Encantado de ayudarle, puede venir en cuando lo quiera por el anillo”

Mientras ves con cara de circunstancia, como una persona interesada en el anillo X se va… para nunca volver.

Un par de días después entras en tu facebook personal y ves la foto del perfil de esa persona, que recuerdas claramente, inmediatamente lo visitas y ves en su muro que ha puesto una foto nueva.

“Ya tengo anillo para mi novia… recién compradito“.

¡Y no lo compró en tu tienda!

El tiempo que invertiste con esta persona, la dedicación, la buena energía y todo lo demás se fue a la basura.

La pregunta es ¿Por qué no lo compró en tu tienda?

Ahora hagamos lo siguiente, entras en la maquina del tiempo y regresas al momento en que la persona llegó a tu tienda, ahora vamos a hacer las cosas diferentes:

Le muestras el reloj X y le hablas de sus características y beneficios… lo único que cambia es que antes de que la persona se vaya tú le dices:

“Señor, veo que está muy interesado en el anillo X, déjeme su correo electrónico, por favor, y le enviaré unas imágenes completas para que pueda verlas nuevamente desde la tranquilidad de su casa”  la persona te deja su correo electrónico y ¡ya tienes sus datos de contacto!.

Un día después le envías las imágenes prometidas a su email y le dices que si tiene alguna pregunta con gusto la atenderás. La persona te escribe de vuelva agradeciéndote las imágenes y te hace un par de preguntas. Las respondes y al día siguiente (dos días después que la persona entró en tu tienda) regresa y te dice

“Gracias por todo, vengo a llevarme el anillo X”

¡Haz logrado UNA NUEVA VENTA!

¿Ves la diferencia?

Me dirás que tu negocio es online, y no puedes hablar con la persona cara a cara…

En el mundo online pasa exactamente lo mismo, hay cientos de personas visitando tu página web (es decir tu tienda y tu escaparate) muy interesados en tus productos/servicios, pasan tiempo allí y finalmente se van para comprar en otro sitio.

Y allí es donde el email marketing entra en juego, para recuperar todas esas ventas que en este momento se te están escapando por no tener un sistema automático que te permita seguir en contacto con estas personas interesadas (prospectos) en al menos un 80%.

El Email marketing no consiste en lo que el 99% de los empresarios hacen (lo cual es un grave error): compran una lista y envían correos masivos a todas las personas de esa lista.

El email marketing no es enviar correos masivos con promociones o información acerca de su negocio… lo cual amigo mío… no funciona (si lo haz hecho alguna vez, sabes a lo que me refiero).

Una buena estrategia te va a permitir pedir la información de contacto de las personas antes de que dejen tu sitio web y automáticamente enviarles información relevante para que se conviertan en tus clientes.

Imagina otra vez que esto que pasa con la tienda de joyería pasa en al mismo tiempo con varias personas día a día.

Si tienes 30 visitas a tu tienda significa que tendrás que hacer seguimiento a todas las 30 personas si quieres tener el mayor número de ventas… 30 emails cada día, ¡como mínimo!

La ventaja es que utilizando la herramienta correcta, todo este proceso se puede hacer 80% automatizado, sin que tu tengas que mover ni un solo dedo, incluso mientras estás dormido.

Veamos un ejemplo para que esta estrategia quede 100% clara:

  1. La persona llega a tu sitio web y navega por tus diferentes productos y servicios.

Este es una página de mi sitio web donde vendo seminarios de marketing para dueños de negocios y profesionales independientes:

reporte-ventas-captura

2. Las personas hacen click en el botón de descarga y dejan sus datos de contacto (muchos datos en mi caso, pero mi público esta bien identificado):

reporte-ventas-captura-datos

  1. Mi sistema de email marketing (autorespondedor) esta preparado para enviarle información automáticamente a cada persona que se registra:

Lo extraordinario de esta estrategia es que mientas mis “suscriptores” reciben los emails, al mismo tiempo estoy construyendo una poderosa base de datos de prospectos interesados en el tema de mi negocio.

  1. La persona entra en mi sitio web, otra vez, y compra uno de mis seminarios.

Y ya que conoces la estrategia general que va detrás de la forma en que puedes utilizar el email marketing para aumentar las ventas de tu negocio o empresa entonces te pregunto…

¿Quieres tener una campaña de email marketing que te ayude a duplicar las ventas de tu negocio? Clic aquí para obtener uno de nuestros formatos gratis. Ya sabes, te pediré a cambio un par de datos.

Imagen email gratis.

Y ahora vamos a explorar esos 7 secretos que te prometí al principio del artículo.

7 poderosos secretos para aumentar tus ventas con el email marketing

  1. Se Personal.

Usa un lenguaje personal, comparte historias y experiencias de vida y ve más allá… a nadie le gusta la “pose” de “sabelotodo”, deja de ser un experto y empieza a ser visto como un ser humano, con sus errores pero también sus retos que superar día a día. Puedes usar parte de tu historia personal en tus emails o ¿porque no? implantar la entrega periódica de una newsletter (boletín de noticias).

  1. En todos los emails que envíes háblale siempre a una persona.

Es decir no escribas un email a toda tu base de datos. Lo mejor que puedes hacer es personalizar tu mensaje, se generoso con la palabra TU y comunícate dentro de ese mensaje como si estuvieras hablando con tu cliente preferido.

  1. Averigua qué es eso, que realmente le esta molestando a tu cliente y qué es lo que realmente quieren.

Está es la clave para ser bienvenido y empezar con el pie derecho una relación exitosa de email o personal.

Saber escuchar a la persona con la cuál estás en una relación, es el pilar de cualquier relación personal o comercial. Y esto no es para nada diferente de la relación que tienes con tu lista de prospectos. Toma en cuenta que el contenido principal de tus emails debe tomar una posición para hacer frente a la urgencia de sus necesidades, la solución de sus problemas más grandes e inspirarlos a conseguir los resultados que están buscando.

  1. Comunícate constantemente con tu lista.

No puedes construir una relación fuerte comunicándote de vez en cuando con las personas que se han mostrado interesadas en lo que ofreciste para obtener sus datos.

Si quieres construir confianza es importante que seas constante y envies emails constantemente dando valor y comunicándote como explicaba en el secreto No. 3.

  1. Crea contenido que supere las expectativas de tu público perfecto.

Ten siempre a la mano contenido útil para tu cliente destino. Algo que a ti mismo te encantaría recibir puede ser desde un gran artículo hasta una consultoría gratuita en la que ayudes a ese cliente ideal a dar el siguiente paso.

Mientras estés ofreciendo algo valioso estarás construyendo confianza y dándote a conocer como el líder en la materia. Generando a mediano y largo plazo más ventas en tu empresa.

  1. Comparte tu opinión.

Vas a conectar más con tu audiencia compartiendo tu punto de vista apasionado. No tengas miedo de alinear a la gente con tu opinión. Para tener relaciones más poderosas es importante que polarices y conectes realmente con las personas que te interesa conectar…

Es más que probable que al aplicar todo esto mientras construyes tu lista de contactos haya personas que se “borren” de tu lista y no quieran seguir recibiendo tus emails, ¡eso esta bien!, entre más seg-men-tes tu público ideal, más fuerte va ser la comunicación con ellos y con ello la posibilidad de atraer una mayor calidad de prospectos.

  1. Incluye testimonios en tus correos electrónicos

A la gente nos gusta ser inspirada por ganadores, por líderes, personas que tienen que superar grandes retos, por esta razón incluye de vez en cuando en tus emails testimonios, en forma de historias, de personas que gracias a tu ayuda (tus servicios o tus productos) han logrado conseguir resultados.

Secreto Extra: El arte de la buena primera impresión.

NUNCA hay una segunda oportunidad para hacer una EXTRAORDINARIA primera impresión.

Seguro has escuchado esto antes por eso es importante que en la secuencia de emails que realices implementes estos 7 poderosos secretos.

(Si quieres empezar con el pie derecho a utilizar el email marketing, copia y pega esta campaña de email marketing para aumentar las ventas de tu negocio. Descárgala gratis aquí),

3 emails

Nos vemos pronto.